descarga

Bruxismo y dolor cervical

 

¿Qué es el bruxismo?

El bruxismo consiste en la acción involuntaria de apretar o rechinar los dientes, se suele producir más durante el descanso nocturno, y en aquellos casos marcados, quien lo padece se levanta por la mañana con dolor en la cara en la zona de la mandíbula. Este dolor es debido a la contracción constante de la musculatura masticadora durante las 7 u 8 horas que haya estado durmiendo. Como consecuencia de esta fuerza a nivel odontológico Sonia Liste Grela, licenciada en odontología y especialista en rehabilitación oral nos cuenta que  “el bruxismo puede derivar en desgastes dentarios y sensibilidad dental,  así como alteraciones a nivel de la articulación temporomandibular (ATM). Además de poder llegar a provocar dolor de oídos o acúfenos.”

 

¿Cómo influye el bruxismo en mi cuello?

Es muy común preguntar a los/las pacientes con dolores cervicales recurrentes si tienen bruxismo, ya que esta patología puede contribuir a aumentar o perpetuar no solo las molestias de cuello sino también las cefaleas.  OJO no quiere decir que el bruxismo sea la causa de toooodas las cefaleas y todas las cervicalgias, sino que es un factor más a tener en cuenta por parte de la/el fisioterapeuta.

 

¿Cuál es la causa del bruxismo?

Existen diversas causas que puede producir bruxismo, desde estrés hasta problemas dentales, pero no existe una causa clara que lo determine.

 

¿Qué tratamientos tiene el bruximo?

Dado que no existe una causa única el tratamiento de esta patología es multidisciplinar: fisioterapia, psicología y odontología.

Desde la fisioterapia el tratamiento sería de tipo paliativo, es decir: aliviar los síntomas relajando la musculatura que hace que apretemos la mandíbula para que no se contracture y movilizar la articulación de la mandíbula (ATM = articulación temporomandibular) para flexibilizarla y que  no nos de dolor. Pero la causa primaria no está en la musculatura por lo que solo con esto nos quedaríamos un poco cojos, si seguramente nos dolerá menos, pero necesitamos algo más que mantenga a raya ese acto involuntario de apretar o rechinar.

Desde la  odontología nuestra odontóloga de referencia Sonia Liste Grela nos cuenta la importancia de “realizar un estudio meticuloso en el que se valore la articulación de la ATMA a través  de radiología 3D, así como de la oclusión dental para determinar si existe algún contacto prematuro o interferencia que pueda causar el bruximo. En base a esta exploración, y al tiempo de evolución el tratamiento odondológico podría ser:  

  • Férula de descarga
  • Ajustes de oclusión
  • Rehabilitación de la estructura perdida y recuperación de la oclusión estable. El tratamiento también suele requerir la desprogramación de la oclusión en la que es imprescindible contar con la colaboración y el trabajo en equipo de otros profesionales como la fisioterapia en fases agudas, y para solucionar problemas musculares recurrentes”

Desde la psicología se abordarían los aspectos emocionales del o de la paciente que, descartando un origen dental, puedan estar provocando la perpetuación o aparición de ese hábito subconsciente. Situaciones  puntuales de estrés o ansiedad, hasta una excesiva carga constante de responsabilidad o de preocupaciones  pueden derivar en la aparición del bruxismo.

Es por todo esto que se hace necesario un abordaje multidisciplinar que ayude a la resolución del problema del o de la paciente.
Espero que os haya gustado, no dudéis en comentar

 

IMG_20150923_111453_224

 

 

Comparte esta entrada: Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR