IMG_20160328_092524_780

¿Cuándo empezar a tratar un esguince de tobillo?

Vas caminando por la calle tranquilamente, y de repente en un bache apoyas mal el pie, te  molesta, pero te permite continuar. Pero, paras un momento, y en ese tiempo en el que la articulación se ha enfriado, el dolor es mucho mayor, y apenas puedes andar. No te asustes, lo  más probable es que tengas un esguince de tobillo. Sin embargo, si te has caído, qué sé yo, por las escaleras de forma abrupta, te han atropellado, tienes osteoporosis avanzada y sobre todo,  se ve una deformación rara en el pie, tienes más papeletas de que haya una lesión más grave como una fractura, así que vete rápido a urgencias a que te hagan una radiografía.

Las personas que ya han sufrido una torcedura previa saben percibir más estas diferencias, porque si lo que tienes es un esguince, antes de estar dos horas en urgencias, lo mejor será que hagas fisioterapia en casa: Siéntate, pon el pie en alto y aplica hielo durante 20- 30 minutos, descansa 5 y repite la operación 3-4 veces. Así podrás estar 90-120 minutos. Recuerda que el hielo no se debe aplicar directamente en la piel, por lo que usa un trapo de cocina para evitar lesiones cutáneas. ¿Por qué tanto hielo? Es la forma de evitar que la inflamación que se produce a nivel local para recuperar el tejido, se convierta en una hinchazón enorme; y te servirá de analgésico natural.  Además, si se vendara una zona hinchada, cuando baje el volumen, ya no servirá la venda, porque quedará muy holgada. Por todo esto, lo más importante es lo antes posible apliques:  FRÍO+ELEVACIÓN+COMPRESIÓN.

 

Pasadas las primeras horas, y una vez hecho este primer tratamiento tan esencial, ya podemos ir a que nos valore el personal sanitario.

A continuación, el tratamiento correcto en un esguince de tobillo leve o moderado (grado I-II), sería la aplicación de un vendaje funcional, donde se limita el movimiento que causa la lesión, pero permite movilidad en aquellos movimientos que no son lesivos. De este modo se evita que se produzca más rigidez de la necesaria. La marcha deberá realizarse con muletas, para no cargar el 100% del peso corporal en el pie.

Durante las primeras 48 horas,  es probable que, a pesar del hielo, las muletas, y la venda, resulte muy doloroso caminar apoyando el pie. Así que le damos ese margen de reposo absoluto a nuestra articulación.

Si nos pautan antiinflamatorios, sólo quiero recordaros que un esguince son pequeñas (o grandes, según gravedad) roturas de un ligamento, y que los antiinflamatorios frenan el dolor porque bloquean la regeneración de ese tejido que se ha roto, por lo que yo siempre sugiero un uso muy reducido. Es decir, si no podemos dormir por el dolor, o si es demasiado agudo, primaría el descanso nocturno, pero si tenemos una molestia leve y perfectamente tolerable, es mejor prescindir de esta medicación.

 

Pasadas las  primeras 48h, se podría comenzar en cualquier momento el tratamiento de fisioterapia, lo que acelerará el proceso de recuperación, reduciendo tiempos de baja, dolor y limitación en nuestros desplazamientos.

¿Qué es lo que yo trabajaría en unas primeras sesiones? Movilidad- trabajo de estabilidad (propiocepción) – vendaje funcional . Si, el tobillo estará con hematoma, cierto edema, y con dolor. Pero con una buena y precisa pauta de movilidad articular, se consigue que ese dolor baje y que el pie gane en control a la hora de andar. No debemos forzar gestos que agudicen las molestias, pero si recomendarle al paciente que camine usando las muletas apoyando el pie, cargándole el peso en la medida que se vaya tolerando, primero con dos muletas, después con una, hasta que finalmente no sean necesarias. De este modo es bastante probable que a los 10 días de habernos hecho un esguince podamos caminar, todavía con cierta cojera, pero caminar al fin y al cabo. Si por el contrario no apoyamos nada hasta pasados 15 días, el dolor y la rigidez serán mucho mayores, y tardaremos más en recuperar la función de la articulación. Hay que evitar que el paciente tenga miedo al movimiento, porque el movimiento es el que da vida  a nuestro cuerpo, modulando nuestros huesos, fascias y músculos, por lo que debemos sacarnos ese miedo a movernos.

Estoy hablando  siempre de esguinces grado I-II, en el grado II los tiempos serán más largos. En un grado III, no sólo se alargan los tiempos de recuperación, sino que la inmovilización y la descarga absoluta también deben mantenerse más días. donde habría que aplicar una inmovilización mayor y más tiempo.articulación durante más tiempo.

Espero que estas indicaciones os hayan ayudado, a sentiros con mayor seguridad a la hora de enfrentaros a un esguince.

cropped-IMG_20150923_111453_2241.jpg

La fisioterapia no da años a la vida, da vida a los años.

Comparte esta entrada: Share on FacebookTweet about this on Twitter

6 thoughts on “¿Cuándo empezar a tratar un esguince de tobillo?

    1. Muchas gracias por el comentario, espero que sigas encontrando información de utilidad en el blog. Si lo deseas, también estoy en facebook donde subo enlaces de salud interesantes y también lo que escribo en mi web. Un saludo y hasta la próxima

    1. Muchas gracias por tu comentario, espero seguir subiendo contenidos que sean de tu interés. Si quieres puedes buscar en facebook como Fisioterapia Fátima Fontenla. Muchas gracias, y hasta la próxima

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR