ConsultaMedica

HARTA DE TANTA DESIDIA SANITARIA

Desde el 2013 se celebra el 18 de septiembre el día de la ética médica, y después de tantos meses sin escribir en el blog me animo a hacerlo con una entrada de opinión sobre el contexto social sanitario actual.

Quizás más que una opinión, diría que es un desahogo personal al estilo del diario de una adolescente. ¿Por qué? Porque mientras que en twitter no paro de leer a referentes científicos, médicos y otros sanitarios luchando contra las pseudoterapias y su efecto placebo, por otro lado, no dejo de encontrarme con situaciones y testimonios donde la total desidia del sistema sanitario los lleva a encontrarse, en ocasiones, al borde de la muerte.
Y pensaréis, pero Fátima, ¿no serán hechos aislados?, ¿no estarás exagerando un poquito? Bueno, como dije esto es un artículo de opinión y no tengo a mano ninguna estadística oficial. Sólo sé que cada vez que me junto con pacientes o amistades que trabajan en el sistema público sanitario o que han estado con enfermedades graves, más miedo y rabia se me mete en el cuerpo.

Miedo porque nuestra salud quizás dependa de que el personal de guardia en urgencias, que lleva 22 horas seguidas trabajando, tiene que estar lo suficientemente lúcido para tomar decisiones acertadas (¿vosotras/os habéis estado trabajando todo ese tiempo seguido?).

Miedo porque según con que turno laboral te topes, si no gritas hasta quedarte sin voz, es posible que nadie se percate de que necesitas ayuda urgente.

Cabreada con a la desidia del sistema donde te sumergen en la procesión de visitas que comienzan en el centro de salud, de ahí a casa, de casa al PAC, del PAC a urgencias, de urgencias a casa,y de casa a urgencias de nuevo. Sin que ningún especialista te haya visto y sin darte un mínimo alivio de tus síntomas.

Miedo porque si tu estado es estable, es posible que pases desapercibido/a, hasta que claro, con el paso de las semanas, de idas y venidas al médico de cabecera, la cosa empeora de repente de manera prácticamente irreparable, ahí claro, empiezan a apretar los dientes para resolver el lío que el propio sistema creó.

Como sanitarios deberíamos pensar que a veces el paciente huye de nuestras consultas y se va a cualquier charlatán, porque ahí al menos, se va a sentir escuchado, y el mero hecho de sentir que alguien te presta atención ya es curativo. Después nos llevamos las manos a la cabeza cuando escuchamos frases del tipo: “Una taza de cúrcuma al día y tu artritis se solucionará”. Que no digo que la cúrcuma no tenga cierta capacidad antiinflamatoria y antioxidante, pero de ahí a poderes mágicos hay un largo trecho.

Volviendo al tema, está claro que a veces la pésima organización del sistema de citas hace que el tiempo que te permite dedicarle a cada paciente sea mínimo, o que la falta de personal hace que las listas de espera sean una vergüenza. Pero con todo, cada una/uno de nosotras/os debería de aportar su granito de arena y recordar por qué hemos estudiado lo que hemos estudiado, los motivos no deberían ser un estatus social, sino por una ayuda social. Está claro que a veces parece la lucha de David contra Golliat, pero no por ello se debería caer en diagnósticos rápidos sin apenas hacer una entrevista clínica al paciente, falta de interés absoluto y sobre todo una mala gestión de equipo multidisciplinar.

Obviamente la falta de inversión sólo se soluciona en las urnas o con otro tipo de actuación política; pero la desidia, la negligencia, la mala praxis e incluso la falta de respeto, sólo se pueden solucionar con una cura de humildad, una limpieza de oídos para escuchar al paciente que está enfrente y al compañero/a que está a nuestro lado y un poco de memoria histórica sobre nuestra inquietud juvenil y las ganas de trabajar.

Como digo es solo una opinión de una que ya se cansa de escuchar como ocurren auténticas barbaridades únicamente debidas a la falta absoluta de interés.

Comparte esta entrada: Share on FacebookTweet about this on Twitter

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR